jueves, 15 de junio de 2017

Mi Segunda Oportunidad

Gracias por ser mi segunda oportunidad.

De verdad. Tienes un poder que no sabes tener. En este blog he escrito muchos posts en mi primera etapa, cuando tu todavía no habías llegado a nuestras vidas, hablando de LaDani. Después otros dedicados a ti, algunos  dirigidos a ambas…algún mensaje que he querido dejaros para cuando estaréis listas para leerlos, asimilarlos, comprenderlos…

Ser primera hija tiene un privilegio: todo es nuevo. Todo es asombroso. Todo parece tan maravillosos e increíble que nos lleva a vivirlo con una gran emoción e intensidad. Y aunque para otros parezca la chorrada más grande del mundo, las primeras veces siempre son especiales. La primera caricia al bebe, las primeras babas, las primeras papas, el primer diente, las primeras palabras, los primeros pasos…y después los primeros dibujos, las primeras sencillas palabras escritas en un folio, la primera vez en bicicleta o en los patines, la primera visita del Ratoncito Perez, el primer festival de fin de curso….

LaDani te arrebata muchas primeras veces. Es así. Es ley de vida. Es inevitable. Para ti serán tus primeras veces y ahí estaremos para vivirlas contigo y celebrarlas. Pero esa magia y esa emoción serán diferentes para mi y para el compañero de piso.

La experiencia es maravillosa porque te da una seguridad y una tranquilidad que te permiten vivir más serenamente las situaciones, aunque también es cierto que le quita “adrenalina”, que “las antenas no están puestas tan arriba y tan tiesas” como las primeras veces.
Con esto no quiero decir que sean menos importantes o menos bonitas “tus primeras veces”, pero quiero que entiendas que nuestra sociedad va tan rápido que por desgracia, no nos enseñan a saborear cada instante que nos viene dado. Cada regalo. Y a veces parece que estamos viviendo una vida diluida.

Pero…..Sí hay un pero. Un Pero muy grande.
Y es que tu tienes una magia y un poder que te ha sido otorgado simplemente por ser LaSegundaHija.
Tu me das la oportunidad de vivir con intensidad un nuevo abrazo, una nueva caricia, una nueva noche juntas en tu pequeña cama. LaDani me ha regalado las emociones de las primeras veces, mientras tu me regalas cada día la oportunidad  de disfrutar de las pequeñas cosas, de los momentos juntas, del aquel día a día que parece tendremos para siempre y que sin embargo va cambiando bajo nuestros ojos, de forma casi imperceptible, hasta que un día nos damos cuenta que todo a nuestro alrededor ha cambiado y que no hay vuelta atrás.
Cuando me dormía con LaDani no pensaba que algún día ella ya no estaría en mis brazos…Y sin embargo ya no recuerdo la ultima vez que me abracé a ella hasta entrar en el mundo de los sueños. Ayer era mi bebe y hoy ya es una pequeña chica.

Pues ahí estas tu: mi bebé, mi rubia, mi monito que se agarra al cuello con ímpetu, con ganas, con energía. Mi bebé rechoncho con la piel suave como el terciopelo, con ese olor tannnnnnn, tannnn, tannn tuyo. 
Y te aprieto suavemente para no hacerte daño, pero ahí dentro, en ese abrazo, meto todo el amor que soy capaz de sentir, toda la felicidad que puedo experimentar, todo el cariño que eres capaz de despertar en mi…todo mi ser. 
Y grabo esos momentos que tu me regalas porque sé que eres mi segunda oportunidad y esta vez no la quiero olvidar.
Esta vez no quiero estar ahí pensando en el trabajo, en lo que tendré que hacer en cuanto te quedes dormidas o te vayas al cole, no quiero pensar en las llamadas que me quedan por hacer…engañándome a mí misma de que mañana seguirás ahí para otro rato más.
"Hoy es hoy" como me dices tú siempre. Y es hoy cuando estás aquí conmigo, tan bebé, tan rubia, tan monito. Y es hoy cuando decido vivirte con intensidad.

Es hoy cuando recuerdo a mi misma que cada minuto que pasa no vuelve y es con la tranquilidad que me ha dado la experiencia y con la  firma convicción de no querer dejar pasar este instante, que quiero vivirte. 

Que quiero disfrutar de mi Valerie. De mi Gran Segunda Oportunidad. 



miércoles, 22 de marzo de 2017

Ratoncito Perez

Que mejor ocasión que retomar nuestro blog, cual burbuja personal de recuerdos, emociones, vivencias...que un acontecimiento tan importante para cada niño, como la primer visita del Ratoncito Perez?
Que luego llámalo tu Señor Perez, Hadita de los dientes, o lo que sea que se inventan por ahí para dar mas bombo al tema...
Lo que sí cuenta, de verdad, lo que sí quiero grabar en la memoria para siempre, lo que sí considero importante, es que te haces mayor. Delante de mis ojos, de nuestros ojos, sin que ni tu ni yo nos demos realmente cuenta...hoy te abrazo y me pareces igual que ayer...y sin embargo cada día tienes un trocito mas de vida en tu interior. Tu piernas y tus brazos se estiran de forma imperceptible, tus rasgos dejan atrás el semblante de pequeñita, para coger cada día la forma de niña. Curiosa, despierta, ávida de información, inquieta por saber como funciona el mundo.
Y yo que sé, mi niña, como funciona el mundo, si todavía no lo he entendido ni yo?

Ese pequeño diente blanco que reluce en nuestras manos, nos viene a despertar de un sueño. Todos los primeros recuerdos que aquí hemos grabado ya no se quedaron en eso: nada mas que recuerdos. LaDani se hace mayor. La emoción que sentí ese tarde de Agosto 2011 cuando el primer diente asomó en tu boquita de bebe rechoncho, ya ha dejado paso a una sensación diferente.
Cual? No se darle nombre.

Nostalgia: porque aquel diente huele a papillas, primeros trocitos, fotos de bebé cual anuncio televisivo con puré de verdura hasta en las cejas, manos gorditas llevando comida a la boca (o a un ojo!) y caras de sorpresas, asco, satisfacción cuando un nuevo sabor o una nueva textura llegan al celebro. 
Incertidumbre: porque lo único cierto que sabemos ahora mismo es que una nueva etapa empieza, ha empezado, y no sabemos que es lo que nos espera. Solo me invade el deseo y la firme determinación a hacer todo lo que esté en mis manos para que sea una de las mejores etapas de tu vida. Porque todo adulto crea y confecciona algunos de los mas bellos recuerdos de su vida en esta etapa que acaba de empezar para ti. 
Gratitud: por todos los buenos momento que hemos vivido juntas en estos 6 años. Por todo lo que he aprendido contigo y por ti. Por haberme obligado a parar y buscar en mi interior. Por hacerme mejor persona. Por ponerme siempre al alcance nuevos retos, nuevas preguntas y nuevos enfoques a la vida.

Hay muchas mas sensaciones, muchos mas colores alrededor de este diente, pero quiero que hoy te quedes con estas, porque las considero las mas significativas, las que mejor explican como el pasado se queda atrás envuelto en nostalgia, el presente está aquí y tenemos el deber de aprovecharlo cada dia exprimiéndolo al maximo con mucha gratitud, porque como dijo mi amiga Ana (un dia te contaré quien es!) "el presente se llama presente porque en realidad es un regalo"; y como el futuro nos espera unos metros mas allá, detrás del muro de la incertidumbre.

Recuerdo que en Italia cuando yo era pequeña no había Ratoncito Perez ni compañía. El primer diente lo cogía la mamá y lo llevaba a una joyería para que le hicieran una pequeña capsula de oro y poder colgarlo de una cadenita finita. Mis amigas y yo íbamos todas luciendo nuestro pequeños diente color avorio. La verdad que no me gustaba particularmente. Lo llevaba porque mama decía que era bonito llevarlo, que era una recuerdo muy bonito y que no podía perderlo, aunque en realidad me daba incluso un poquito de asco...
No recuerdo en que momento dejé de llevarlo, ni sé ahora mismo a distancia de muchos años donde habrá ido a parar ese diente. 
Lo que sí puedo decir hoy, es que ahora entiendo la verdadera esencia que se esconde dentro ese pequeño y cándido dientecito.

Y con nostalgia, incertidumbre y alegría, seguimos caminando de la mano, a la espera de nuevos dientes, nuevos descubrimientos, nuevos desafíos.

Bienvenidos a nuestra casa Señor Perez y Señora Hada de los dientes!



domingo, 21 de agosto de 2016

Tu entusiasmo

Hoy me he vuelto a levantar romantica, sensiblona o simplemente jilipollas.
Pero hoy tienes que hacerme una promesa!

Prométeme que nunca perderas tu entusiasmo!!! Prométeme que nunca permitirás a nadie cortarte esas alas que te hacen volar tan alto! Prométeme que seguirás haciendo todo lo que te propones con el mismo entusiasmo con el que lo haces ahora que tienes 5 años.

No será fácil. Lo se. Tu todavía no imaginas con cuánta gente te cruzaras en tu vida que intentará tirarte abajo, por motivos que solo ellos entenderán. Pero los habrá...yo lo se.

Tu todavía no imaginas cuantas situaciones vivirás que mermaran tus ganas e ilusiones. Simplemente porque sí. Porque la vida es así: lo es todo y todo lo contrario. Bien y mal. Blanco y negro. Alegría y tristeza. Fácil y difícil….

Tu no lo sabes. Pero yo sí.

Pero también sé y te enseñaré que solo con ese entusiasmo que tu tienes y con esa ilusión se pueden conseguir Grandes cosas y alcanzar Grandes objetivos.  GRANDES DE VERDAD! Mucho trabajo y mucho esfuerzo, sin entusiasmo e ilusión no llevan a nada.

Y cuando te veo nerviosa y emocionada a partes iguales antes de subir al escenario, cuando te veo en casa repasando una y otra vez los pasos antes de un baile o las frases antes de una actuación, con esa sonrisa tan grande y con ese brillo tan especial en los ojos, siento que lo vives como solo tú eres capaz de vivirlo y en mi corazón se enciende una estrella.

Y cuando te veo protagonista una y otra vez, llámalo amor de madre o llámalo como quieras llamarlo, sé que te lo mereces. Simplemente porque tu lo vives con una intensidad que con 5 años, no todos los niños son capaces de experimentar.
Entonces es de esta intensidad, este entusiasmo, que he venido a hablarte hoy. Es tu billete para el futuro, no lo pierdas jamas miDani! Sigue disfrutando de la vida y de lo artista que eres en los proximos 100 años, sin mirar atras! Sigue volando alto, disfrutando del viaje!!