jueves, 4 de abril de 2013

Un dia como otro

Llegas a casa después de un día de trabajo. Tienes justo el tiempo de ponerte cómoda  un chándal (la versión mujer sexy no está disponible actualmente!) porque laDani ya te está reclamando porque quiere que la bañes tu. Mientras tu compañero de piso prepara la cena. Se cena todos juntos. Todo Perfecto. Y todo tranquilo. Te pierdes en tus pensamientos, asombrándote cada día viendo como crece y que grande es ya  tu princesa..tan dulce..tan guapa...
Y con botas de agua que aquí, mientras tanto, sigue lloviendo..

Luego jugamos un poco en el salón, y cuando llega la hora X se empieza la negociación para irse a la cama...: que quiero cantar otra canción  que quiero leer otra vez el libro, que quiero hacer un salto, que quiero montar otra vez una torre de cubos, que me tiro media hora recogiendo para estirar al máximo el tiempo que me queda antes de acostarme...y al final conseguimos!! Llegamos al baño, ponemos el pañal y lavamos los dientes!  Uau!!
El día parece casi perfecto. liso como la seda. El tiempo pasado juntas siempre es demasiado escaso, pero si es de calidad al final nos vale así, no nos queda otra que consolarnos con esta!
Pero no, todo demasiado p-e-r-f-e-c-t-o! DEMASIADO....

Apagamos la luz y empiezan los lloros:

Lloras porque quieres "dormir con papá"; luego que si quieres "hacer otro salto", luego que si quieres "leer otro libro"...que al final lo unico que quieres es seguir retrasando todo lo que puedas la hora de cerrar los ojos y ponerte a dormir. Y con tus caprichos empieza mi yoga-autocontorl-haz-que-pares-si-no-me-vuelvo-loca
Y para no escuchar tus rabietas me pongo a pensar yo sola que quizas una vez no era tan dificil educar, porque si se pasava todo el dia juntos tenia mas paciencia y mas tiempo para dejar que pasar el "Momento Crisis". Mientras si el tiempo a disposicion para estar juntas es un par de horas al dia, entonces lo ultimo que quieres ver es tu hijo llorando y al final acabas accediendo a sus peticiones, sean cuales sean.

Porque si tu llegas a casa muertas de cansancio, agotada, y lo unico que necesitas es cariño y no rabietas...entonces la tentacion de dejarte que hagas otro salto o que leas otros 20 minutos mas es fuerte..MUY FFUUEERRTTEEEE!!!

Y empieza el mantra en mi cabeza: "aguanta, se fuerte, si no el mensaje que le transmitiras es que con el llanto conseguirá las cosas. Paciencia. Aguanta, se fuerte, si no el mensaje que le transmitiras es que con el llanto conseguirá las cosas. Paciencia. Aguanta, se fuerte...." y así hasta el infinito..hasta que los gritos y los lloros paran. Y te acurrucas junto a mi y me cojes la mano!
Y no me queda otra cosa que taparte, y como todas las noches, darte un gran beso y decirte cuanto Ti Amo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario