lunes, 29 de abril de 2013

Verte dormir

Me encanta verte dormir. Me quedaría toda la noche a tu lado viendo como duermes si no fuera porque tengo miedo a despertarte y...vamos a ser sinceros hasta al final, aunque no quede tan romántico...me quedaría frita al poco tiempo!!
No soy capaz de irme a la cama sin pasar antes por tu habitación.
Tocarte. Para comprobar si estas fría  o si estas sudando..o simplemente para tocarte, para llevar conmigo la sensación de tu piel de terciopelo debajo de mis dedos.
Besarte. Date un beso en la frente. Dulce, tierno, maternal. Mi ultimo beso del día para ti. Mi cachorro.

Olerte. Embriagarme de tu perfume, de tu aroma. Recordarlo nuevamente en el silencio de tu habitación.
Mirarte. Así...neutral. Sin defensas, pequeña, vulnerable. Con esa carita de ángel. Es increíble como todos los niños, inclusive los mas traviesos, se vuelven angelitos nada mas cerrar los ojos.

Me gusta mirarte e imaginar lo que estarás soñando....Los caballos que viste pasar por delante de casa esta mañana. O nuestros chapuzones en la piscina. O los saltos en la cama grande de papá y mamá.
Y luego taparte. "Arreglarte las sabanas". En mi opinión una de los gestos mas bonitos de un padre hacia un hijo. Ponerte bien la manta es cuidar de ti. Es una metáfora del: tranquila, mamá está aquí.
Es una acción simbólica, como para protegerte y taparte de los miedos de la noche.
Eres mi angelito. Y te llevo en mi corazón  en miz manos, en mis ojos, en todas mis noches y en todos mis días.
Tan dulce. Tan guapa. Tan adorable. Tan perfecta.

Dulces sueños, mi amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario