viernes, 24 de mayo de 2013

Queria un niño

Desde siempre, desde que era niña y me sentaba en las escaleras del edificio donde vivía  con mis amiguitas y soñábamos nuestro futuro, cuando declarábamos en voz alta, yo seré enfermera y tendré 2 hijos antes de cumplir los 26 años...y se llamaran Valeria y Filippo...y me casaré con un chico alto, rubio y que será medico...y bla, bla, bla..., desde siempre, desde esos días tan lejos, que no se olvidan, siempre imaginé que si algún día hubiera tenido un hijo, este seria un niño seguro.
Una vez adolescente, cuando te empiezas a dar cuenta que desafortunadamente (o afortunadamente, depende de las circunstancias ) tus sueños no se cumplirán  o que si se llegaran a cumplir seria gracias a "grandes cambios en las dimensiones de espacio y tiempo", seguía creyendo que si algún día hubiera sido madre (aunque por aquel entonces ya tenia claro que no seria antes de los 26 y no tan claro de que el padre seria un chico alto, rubio y medico),  seria de un niño. Varón. Sin dudas, vamos.
Los nombres también cambiaban con el paso del tiempo y según el noviete de turno, pero los que siempre tenia claros en la mente eran los de niño. Esas noches que te pones con tu pareja en pensar en los nombres de los futuros-hipotéticos-hijos. O con tus amigas de la Uni, para asegurarte de que los nombres que gustan no sean los mismos.
Luego llega a ser una adolescente un "poco" rebelde, de las que discuten días y noches con los padres. De las que pasa muy poco tiempo en casa, que no respecta la hora de llegada que le marca su padre, que no se calla ni una...y es lo que te hace convencer mas todavía de que si un día llega un niño, tiene que ser N-I-Ñ-O!! Con O muy grande!!!
flickr.com via Elbotondeaniela en Pinteres

Porque de pequeño son de mamá, son cariñosos, y sus atenciones son todas para ti y no riñen entre ellos por los juguetes, porque le das una pelota y te olvidas de ellos.
Porque cuando creces en poco no se complican la via, como las chicas. Como mucho con el tubo de escape del "vespino". Y los ves siempre juntos, los amigos de toda la vida, los del campo de futbol o del patio de enfrete casa, y crecen juntos, en pandillas, hasta despues de casarse. Las chicas no, van y vienen, cambian de pandilla segun el novio que se echan, discuten por todo, se enfadan, tienen celos e invidia. Los chicos son mas simples. Y de mamá! Siempre!
Y ademas a mi nunca me gustaron muñecos y muñequitas, solo las Barbies. Y escuchar una niña de dos años pedirte que le pintes las uñas?? pero donde estamos??? Nooo, por favor!!!!

Y luego el tiempo pasa y es todo tan diferente de como te lo habias imaginado una y otra vez!
Llega el dia en el que ves como se tiñen de rosa esas dos rayas del test de embarazo, te emocionan, mil sentimientos diferentes pasan por tus cabeza y descontrolan tu cuerpo, por no hablar de esas hormonas, tan simpaticas ellas, verdad??
Y tu sigues con tu sensacion, que te acompañan desde siempre: será NIÑO. Sí, yo creo que será NIÑO. Es que debe ser NIÑO.
thedailybuzz.com.au via Elbotondedaniela en  Pinterest


Bueno, a decir verdad, también tenían que ser gemelos, pero esta es otra historia que a lo mejor os contaré otro día!
Llegan las primeras ecografias y empiezan a insinuar que será NIÑA!!
Perdona? pero bueno, yo he escuchado la palabra Podria, así que no están seguro. Sigo esperando hasta la próxima eco.
Exactamente hasta la semana 20. Ecografia y el medico declara: ES NIÑA
??? Mi cara un poema. El ginecólogo  "ve, señora, estas dos lineas paralelas de aquí? Son los labios vaginales, no hay duda, se ven perfectamente".
Eso. Justo, Perfectamente. Mas claro agua. Esas dos lineas no podían ser mas definidas...
Tardé una semana en asumirlo. Es decir, vamos a ver, estaba claro que lo importante es que fuese sana, que todo estaba bien. Lo que pasa es que ahora tocaba mentalizarse de que era niña.

Daniela.

La famosa LaDani, la protagonista de este Blog.

Y ahora que ya pasaron mas de dos años, se me dibuja una sonrisa recordando todas las veces que he pensado que iba a tener un niño.
Me acuerdo todas las mañana cuando tengo que peinarla y grita y llora porque no quiere hacerse las coletas. O todas las veces que me pide que le pinte las uñas de "fucsia, mamá, rosa no, fucsia". O cuando me ve mientras me maquillo y me pide el pintalabios y le tengo que comprar una barra de cacao con sabor a fresa.
Y para que me trague todas mis palabras, es ademas, una loca de los muñecos: tendrá por lo menos 10 muñecas diferentes y los tienen todos controlados. Los vestimos, los peinamos, les damos de comer, les ponemos pañales...Y como no. su color favorito pasó muy rápidamente de verde a rosa, en toda su gama.



Y yo al final disfruto de ella, y de todos mis días con mi bella princesa, tan dulce y tan presumida, y con ella me divierto muchísimo. Y aprendí una gran lección de vida!
catchmyparty.com via  Elbotondedaniela en Pinterest


Ti amo, pollito mio

No hay comentarios:

Publicar un comentario