viernes, 31 de enero de 2014

Carta abierta a mis hormonas

Queridas hormonas,
Nos quedan pocos dias de embarazo (bueno, espero sean pocos y no se repita lo de LaDani! Ni se le ocurra a #hija2 esperar hasta el ultimo dia de la semana 42 para nacer porque me van a tener que ingresar antes por un ataque de nervios!!)...
Decia: nos quedan, supuestamente, pocos dias de embarazo. Esto quiere decir que en breve tocará cambiar todos los niveles hormonales a "fase-mama-con-recien-nacido-en-sus-brazos" y este cuerpecito mio tendrá que acomodarse nuevamente a los cambios.
He pensado que para que mi cuerpo y yo nos dejamos dominar sin resistencia por todos los cambios que a vosotras, hormonas, se os antojan, tenemos que llegar a un acuerdo.
Llamadlo trato si preferis, o intercambio, o trueque...
Si tenemos en cuenta que esta nueva revolucion que vosotras liderais nos dejará:

-llorando a todas horas (que si estoy feliz, que si estoy emocionada porque el bebé se ha cagado por primera vez, que si me duelen los malditos puntos en ese sitio donde deberia estar prohibido por ley pasar hilo y aguja, que si tengo falta de sueño, que si mira que bonito es y me emociono...);
-con las tetas doloridas, hinchadas y goteando leche, pareciendonos mas a una vaca lechera que a una mujer;
-con ojeras hasta las axilas porque me muero de sueño pero la puta adrenalina esa no me deja nisiquiera cerrar los ojos;
-con esos sentidos super dasarrollados que te hacen saltar de la cama solo con el ruido de una mariposa que ha pasado frente a tu ventana (cerrada, ademas!)
-con esos entuertos que duelen un huevo y yo que pensaba que con las malditas contracciones habia cubierto el cupo de dolor que hay que pagar para dar a luz, y esto no se acaba nunca. Que si primero dilata, que si luego vuelve a su sitio...
y dicen que la naturaleza es sabia!

Ademas seguro que si os estrujais bien la cabeza se os ocurriran mas cosas! Porque sois tan graciosas...

En fin sin mas rodeos, con esta carta el acuerdo al el que queremos llegar es el siguiente:
Me comprometo a someterme a todo lo que os antoje a cambio de quedarme con los bueno, maravilloso y espectacular que tengo ahora gracias a los niveles en los que os habeis asentado en los ultimos meses:
-ausencia casi total de vello. En todo el cuerpo!! Y el poco que crece tarda siglos en aparecer. Si mi esteticista pensará que he emigrado porque llevo desde el verano sin ir y tengo menos pelos que antes...que no hay laser que pueda competir con vosotras. Decidme claramente que quereis a cambio pero dejarme el "nivel vello" como está ahora. Por favor, por favor, por favor!
Que luego con el bebé no voy a tener tiempo de depilarme...
-piel casi perfecta, ausencia de acne, de granos, puntos negros y toda esa mierda en la cara. Sin casi usar cremas, exfoliantes, mascarillas...solo gracias a vosotras! Me lo merezco no? A cambio ojeras y tetas doloridas, ok?
-pelo y uñas fuertes como nunca. El sueño de cualquier mujer! Pero bueno, esto ultimo si quieres lo podemos quitar.
Lo que realmente importa son los primeros 2 puntos.
Espero entendais la importancia que eso supone para mi cuerpo y mi mente, y que somos chicas de palabras y que si firmamos este acuerdo, no encontrareis ninguna resistencia por nuestra parte a todos los demas cambios que considereis oportunos por el buen desarrollo de la maternidad.

Sin mas, saludamos cordialmente!

P.d. podeis poner en marcha el parto en los proximos dias sin esperar hasta la semana 42?

No hay comentarios:

Publicar un comentario