martes, 8 de abril de 2014

Papá. Ese hombre que anda por casa

Nosotras no somos convencionales y así hoy hemos decidido dedicarle un post especial a ese hombre que anda por nuestra casa, ya que nada decimos el 19 de marzo, dia de su fiesta (repito que es por no ser convencionales, bajo ningún concepto es porque no hemos tenido tiempo hasta hoy de traducir una carta muy bonita que he encontrado flotando por internet hace ya unas semanas!!). A ese hombre que las niñas llaman papá y que yo llamo compañero de piso dedicamos estas palabras.

Es ese hombre que a veces no tiene un sitio donde sentarse en casa porque llega siempre ultimo y solo cuando se hace viejo lo encontrarás siempre en butaca con el periodico y te despertará ternura. Porque tu padre es ese hombre que te enseñó a ir en bici agarrandote el sillin desde atrás para que no te caigas.
Es ese hombre del que te acuerdas solo en el último segundo de hacerle fotos en los cumpleaños y si te olvidas de felicitarlo en su dia no se lo toma mal porque sabe que no lo hiciste adrede.
Que sepas que ese hombre cuando saldrás por primera vez con un chico no dormirá toda la noche esperando a que llegues. Y el dia siguiente no te preguntará que tal te fue, no porque no le interese, sino porque tiene miedo que tu te lo hayas pasado tan bien con ese chico que no tiene nada que ver contigo.
Es ese hombre que cuando encuentras una foto suya de joven te parecerá guapisismo y te dará pena no haberlo conocido entonces, cuando tonteaba con tu madre.
Es ese hombre que cuando sales, espera que llueva para salir en coche y encontrarte para llevarte a donde quieras.
Es ese hombre que cuando llegarás tarde te echará la bronca cuando en realidad se muere por abrazarte.
Es ese hombre que puede discutir con todo el mundo una vida entera y que contigo querrá hacer las paces en un segundo, porque es ese hombre que te ama como no amò nunca nada en su vida.
Tu padre es ese hombre que cuando te casarás hará el ultimo sacrificio que le pides: llevarte al altar y mirarte desde atras mientras te suelta la mano...
Y acuerdate niña, que si alguna vez, ya mujer, pasas por un momento dificil en el que te sentirás sola como nunca y no tendrás a nadie a tu lado, solo mira hacia atras. Encontrarás solo a un hombre: Tu padre.

1 comentario: