lunes, 12 de mayo de 2014

Cuando una es mama, lo es para siempre

El domingo pasado dia de la madre en España.  Este domingo festa della mamma in Italia.
Habia decidido no escribir nada sobre esto, porque son tantas las ideas que me llenan la cabeza, que al final me aturullo y decido que mejor lo vivo y me la quedo para mi esta maraña emocional.
Pero no puede ser. Hoy debo escribir. Hoy necesito escribir...
Estoy en pleno momento "metodo canguro" con una perrita que cabe en la mano de LaDani.
Lo que lees.
Mientras escribo este post con una mano tecleando en el movil, con la otra sujeto una perrita nacida sobre las 14.00 a raiz de una cesarea, mientra yace sobre mi pecho, para que no pierda la temperatura y con la esperanza de que sobreviva y coja pronto las fuerzas necesarias para valerse por si sola.
Porque cuando una es madre, lo es siempre, se trate de su bebé o de su mascota. El instinto predomina. Y cuando la tocas y está fria y la ves tan indefensa y fragil...la coges y te la pegas a ti. Como si se tratara de tu proprio hijo.
Pero mejor si empezamos desde el principio no?

Hora 10:30 aproximadamente: el compañero de piso irrumpe como un loco en el salón gritando que nuestra perra, Maxi, ha dado luz!!!
Respuesta espontanea: estás de coñaaaa???
La perra es esteril, tiene 9 años (que para un bulldog inglés ya son años) y jamas se ha quedado embarazada. De ahí que el antiguo dueño decidiera regalarnosla cuando compramos la casa (paquete casa-perra) en lugar de forrarse a base de cachorros de 1500 euros cada uno...
En fin, perra esteril llena hasta las trancas de artitris y artosis, da a luz un domingo por la mañana,  sola, en un agujero humedo,  escarvado por ella en la tierra, en el rincón mas escondido del jardin.
Porque las mamas somos campeonas, lo llevamos en la sangre! Superamos mares y montañas. Aguantamos los dolores mas desgarradores que existan, y conseguimos dar la vida a nuestro cachorros,  sea como sea.

Llamada al veterinario de urgencia, ecografia, tiene otro vivo dentro y por lo menos dos muertos que hay que sacar. Cesarea ya. Que empiece el baile.
Horas 14:30 vuelve para casa, dolorida, con sus 2 mini cachorros (por cierto el padre es seguro un mestizo del vecino que salta la valla en cuanto huele a "hembra"! Pues mira tu el perrito que punteria tiene, el jodido!!)
Horas 17:00 triste noticia, el primer perrito, ya bautizado por LaDani con el nombre de Simba (porque nosotras somos Disney hasta la medula) fallece. No sabemos si por el calor, si por aplastamiento involuntario de la madre todavía torpe por la operación, si por alguna complicación imposible de prever...la tristeza, la impotencia,  la sensación de "podria haber hecho mas" , miles de pensamientos locos,  feos, tristes van surcando olas cual surfista experto en nuestras cabezas...
Hace una hora estaba chupando como loco y ahora...Y sufres. Como toda madre sufre. Sufres por ella, pensando "que estará sintiendo ahora mismo que perdió otro cachorro?". Le queda una y apenas responde a los estímulos.  Esto pinta mal. Muy mal.
Te dices a ti misma que las tragedias son otras, que si no tienen que salir adelante mejor que pase ahora y no dentro de unas semanas...yo que sé.  Te rallas. Mucho. Y se pasa mal.

Llamo al veterinario para explicarle lo sucedido,  que la sobreviviente, ya bautizada Nala (no podia ser otro nombre, estaba clarisimo!) está muy debil y no coge el pecho.  Su respuesta es clara, tajante: "se que es duro de aceptar, pero si el mas fuerte no ha sobrevivido, no vale la pena intentarlo".

Y en ese momento sale la mamá que llevas dentro. Rescatas del armario una bolsa de leche artificial que habias comprado para LaValerie cuando la la tancia materna estaba en sus inicios y el por-si-acaso dominaba tu cabeza.
Del mismo modo coges bibe y tetina de los que usaba LaDani. Y ahí vas con tus 30 ml de leche. Es mas la que sale que la que entra, pero algo es algo y seguro que mal no le hace.
Y desde ese momento aquí seguimos: no perdemos de vista madre e hija, Maxi agotada por el esfuerzo que ha hecho y los dolores que tiene, Nala luchando entre la vida y la muerte, a ratos envuelta en un jersey de lana, acostada frente al hocico de su madre y a rato en mis manos o en mi pecho, para ayudarla a mantener el calor.
Cuando se queja un poco volvemos al ataque con el bibe y cruzamos los dedos, esperando que pase la noche.
Programo el despertador del movil para despertarme cada 2 horas (LaValerie si hay suerte duerme hasta 5 horas seguidas, así que no me vale como despertador) y he puesto la camara de las niñas en la cocina, para escuchar los mini-ladridos de la cachorrita y acudir en su ayuda.
Ahhh, y ahora mismo está tumbada sobre dos botellas de agua caliente, con la esperanza de que la ayuden a mantenerse calentita...

Nos enfrentamos a una larga noche, con la cabeza aturdida y el corazon tocado.
Ha sido un dia de la madre unico, raro, emocionante y también triste y conmovedor.  Ahora solo nos queda esperar que Nala sea una cachorrita milagro y que sobreviva para demostrar a todos que el amor de una madre puede mas que la ciencia!
Feliz dia de la mamma a todas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario