sábado, 24 de mayo de 2014

Las malasmadres

En este mundo, una vez des a luz a tu primer retoño, entras a formar parte de una nueva y grande, enorme, universal categoria: la de la maternidad!
Todo cambia, tu cuerpo, tu cabeza, tus pechos, tu forma de pensar, tus horas de sueño, tu rutina diaria, tu forma de andar (por lo menos durante unas semanas!), el tamaño de tus pechos, tus ganas de sexo (en realidad esto no cambia, desaparece por completo!), la rapidez con la que te crecen los pelos, el ritmo cardiaco...en fin, nueva vida desde que te apoyan en tu pecho a ese cuerpecito tan calentito y resbaladizo!

Pero ojo, el mundo de la maternidad desde hace unos meses ha sufrido una mutacion! Una estraña, fuerte, irreversible mutación!  De forma casi espontanea (digo casi porque ha habido una promotora que ha impulsado con fuerza esta maquina que llevaba tiempo calentando motores, lease Laura Baena del blog La niña sin nombre) se han creado dos vertientes muy definidas: las madres y las malasmadres!

En un dia como hoy las madres se levantan de madrugada gracias a los gritos de sus hijos, les dan el desayuno con pieza de fruta, yogur, cereales...le cuentan cuentos mientras toman toda la leche. Les lavan la cara, los dientes,  los visten, los peinan y perfuman. Se arreglan  como pueden y salen a la calle a llevar a sus hijos al parque o a realizar cualquier actividad ludica y estimulante para su prole. Llegan a casa a la hora del almuerzo, calienta la saludable comida a base de verduras que han dejado preparada la noche anterior, completan la ingesta con una buena ración de lacteos y acuestan a los niños para que recuperen energia con una buena siesta.
Mientras recogen su casa para que luzca impoluta y acto seguido preparan una riquisima tarta de chocolate para la merienda. Luego pasan la tarde en compañía de otras madres que han ido a comerse esa rica tarta mientras los niños se entretienen toda la tarde jugando juntos, bajo la atenta mirada de sus progenitoras. Luego cena con nueva y si cabe todavia mas elaborada ración de verduras, leche calentita para dormir bien, ritual para irse a la cama (baño, pis, dientes, cuento) y se acuestan solo cuando han dejado listo el planning de comidas para toda la semana siguiente y han preparado en la silla la ropa que se pondrán los peques al dia siguiente.
El rirmo de sus jornadas y sus tareas está sujeto y fuertemente marcado por sus hijos.

Nota: es un dia tipo sin tener en cuenta posibles edades de los hijos, con sus diversas necesidades, y sin poder matizar demasiado en las diferentes situaciones/costumbres de cada madre y su hogar y su dia a dia. Tenlo en cuenta.

En un dia como hoy, las malamadres se han despertado de madrugada sin hacer el mas minimo ruido para no despertar a los buenoshijos, se han cogido la maleta que tenian preparada desde la noche anterior, han dado suaves besitos en la frente de sus peques y se han ido corriendo a la estación del Ave o al aeropuerto mas cercano para asistir al evento del año, #LAPARTY24M,  antes de que un llanto desesperado acompañado de un grito de guerra "mamá a donde vas?" las detuvieran en seco.
Han dejado un listado de tareas y apuntes varios al buenpadre o a las buenasabuelas, se han ordeñado cual vacas las ultimas gotas de leche y han dejado el congelador lleno de alimento para sus bebes o un buen bote de leche artificial, un surtido kit de bibes y chupetes. Por otro lado toallitas, pañales, bodies y maleta con ropa varia y...hasta luego lucas! Ahí os dejo que si no pierdo el tren/avión,  rumbo Madrid.
Seguramente no se han olvidado movil (para twittear para lograr el trending topic! no para llamar a casa que se arreglaran perfectamente) ni el cargador, quizás no han preparado crema de verduras para los peques. No les preocupa que sus hijos coman chocolate, gominolas y pizza durante 2 dias, porque saben que como mucho le dolerá un poco la barriga, pero nada mas. Esto se llama curtirse!
Se pasaran la tarde arreglandose, pintandose morritos y subiendose a tacones cada cual mas alto.
Han pasado las ultimas semanas pensando en modelito, peluqueria y manicura, mientras esperaban pacientes tumbadas en la cama de los hijos que estos se durmieran.
Enseñaran orgullosas y con mano temblorosa su entrada y esperaran impacientes que empiece la fiesta.
Luego pasaran toda la noche riendose, charlando, flipando con las sorpresas que ham preparados para ellas, posando para el photocall, tomando GT, disfrutando de la noche. Acabaran arrastrandose descalzas hasta su hotel y dormiran la mona.
Han tenido que explicar a familia, compañeros, amigos que cosa tan importante las tendria alejada de su prole durante un entero fin de semana. Y hacer caso omiso de las caras y de los comentarios mas variados.
Las malasmadres quieren a sus hijos por encima de cada cosa y se lo demuestran enseñandoles que seguir sus proprios sueños es mas saludable que comer una manzana cada dia. Que sentirse viva y guapa es fundamental para criarlos en un ambiente feliz y estimulante. Que relacionarse con otras malasmadres en la terraza del Hotel Emperador de la Gran Via de Madrid, con unos gin tonics en la mano, te hace sentir fuerte y parte de una gran comunidad, hace desaparecer la frustración y te hace volver a casa el domingo con resaca (seguro!) pero con muchas ganas de dar un achuchon a tus pequeños y decirles que "LA VITA É BELLA".
Los hijos de las malasmadres puede que no tengan tanta fibra en los intestinos, que vayan por la calle con la ropa sin planchar porque la arruga es bella, que se den un tortazo en el parque porque su mama no estaba atenta a ellos si no al movil, pero son felices y serenos y fuertes, porque la imagen en la que se reflejan todon los dias es la de una mujer feliz, serena y fuerte.

Que empiece la fiesta!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario