viernes, 23 de mayo de 2014

Un año de recuerdos: tercer mes

Y así fue como pasó también el tercer mes. Lo noto cada vez que doy el pecho: tus piernas que antes apoyaban encojidas en mi barriga, ahora sobresalen, patalean, se hacen cada vez mas largas y regordetas.
Ahora mismo estás en plena fase Nenuco: te pareces a un muñeco, con la piel sonrosada,  mofletes que dan ganas de comerlos, agujeritos en las manos, pliegues en las muñecas y en las piernas cual cachorro de sharpei. Las arrugas del nacer han dejado espacio a esa grasa que solo cuando eres tan pequeña es contraseña de salud. Aprovecha el momento hija mia, porque antes que te des cuenta estarás declarando guerra a esos michelines y a esa celulitis en el culo que ahora nos hace tanta gracia a todos cuando te miramos desnuda!

Verte es un espectaculo. No me cansaré de mirar y fotografiar esos ojos cada dia mas azules y mas intensos. De acariciar esos pelitos rubios que hacen amago de crecer. De disfrutar de esa sonrisa que ya es tu seña de identidad.  En cuanto se te pone alguien por delante, metes a fuego y acto reflejo sonries. Si es un rostro conocido o si las caras divertidas que te pone te gustan, hasta haces amago de reirte a carcajadas. Tienes el poder de arreglar hasta el dia mas horrible. Haces que empezar el dia despues de haber dormido 5 horas escasas-que-no-continuadas no sea un problema porque ya estas sonriendo antes de abrir los ojos.
No pierdas nunca esas ganas de reir. Te prometo que de eso me encargaré yo!

Este mes has descubierto que además de manos, tienes pies. Dos. Que los puedes mover. Y desde entonces no paras de poner tu cara de concentración,  boquita de corazon, ojos bizcos y a disfrutar del espectáculo: patadas a ritmo frenetico. Como no tengas cuidado en una de esas te vas a romper el talón.
Te encanta dar patadas. En la bañera no paras. Solo tienes 12 semanas de vida y ya dejas el baño hecho un desastre,  con litros de agua por el suelo cada noche. Si seguimos así cuando tengas 6 meses tendremos que llamar a los bomberos para que nos rescaten!
Pero no importa. Verte disfrutar de esa forma ma encanta!
Lo que no me gusta tanto son los berridos que te mandas después: cuando toca secarse, ponerse crema y vestirse. Tu el dia que explicaron lo del "mansaje relajante" seguro que no fuiste a clase...

Si fuera por ti te pasarias el dia chupandote las manos. Sí las manos.  A pares. Un dedo no sabe a nada. Casi no se encuentra en la boca. Pero dos puños saladitos...no hay quien logre quitartelos. Y mientras tanto, entre chupeteo y chupeteo,  ahí van litros y litros de saliva a mojar todo lo que encuentran por su camino, cual rio en plena en una ciclo génesis de esas, muy tipicas por tu tierra!
Pareces una caracola en plena revolución hormonal con tanta baba que sueltas. Cambiarte babero y camiseta y, porque no, body, 3 veces al dia, está ya en nuestra rutina.

Lo de estar boca abajo no es lo tuyo. No hay forma. Berrinches o vomito son las señales de que hay que darte la vuelta. Imposible mantenerte mas de minuto y medio acostada sobre tu barriga. Será por eso que sin apena haber estado en esa posición ya has aprendido a darte la vuelta. La fase Croqueta ya ha empezado!! Y ha durado 3 dias exactamente.  Ya te has cansado. Ya has parado de hacerlo. He llegado a la conclusión de que ha sido un intento de decirme "mamá dejame en paz que se de sobra darme la vuelta y no te ralles que cuando llegue el momento de gatear lo haré sin problema, pero por favor deja de ponerme boca a bajo que me crispa los nervios" , pero haciendo yo caso omiso de tus intenciones (ya que a mas vueltas de croqueta que dabas,  mas veces te ponia boca abajo!) lo que he conseguido ha sido que ahora ni te molestes en darte la vuelta...gastas tu energia en gritar, que te da mejores resultados.

Tu sonido favorito es la voz de LaDani. Escuchar la mia te gusta, claro está, pero no da tanto juego como la de tu hermana. A mi me tienes siempre localizada.  O estas en mis brazos o me pongo delante tuya a "charlar un ratito" con ese tono jilipollas que los expertos dicen os ayuda a desarrollar el habla...será...total que no lo puedo evitar,  sale espontáneo. 
Pero escuchar la voz aguda de LaDani, sus chillidos, sus carcajadas, sus lloros y sus caprichos, es tu juego favorito: mover la cabeza como loca y abrir los ojos de para en par, buscandola. Localizar su posición,  divisarla al horizonte mientras salta, corre, se tira al suelo, patalea. Ella no para y tu te vuelves loca siguiendola con la mirada!
Gracias a ella estas definitivamente bautizada "la keki". Ya no hay marcha atrás.  Te veo con cinquenta y pasa de años presentarte a una vecina que se acaba de mudar a tu barrio diciendole "soy Valeria, pero todos me llaman Keki"! Hija mia cuanto antes lo asumas mejor será.  No he podido evitarlo. Te ha tocado. Pero bueno, piensa que has tenido suerte. Que podia tocarte apodo mucho peor! Y si no me crees, pregunta a sus muñecos...

Feliz tercer mes en nuestras vidas,  Keki!

No hay comentarios:

Publicar un comentario