martes, 16 de septiembre de 2014

Un año de recuerdos: sietes meses

Yaaaa!!! Que barbaridad...
Hoy toca soplar otra mini velita. La septima.
Hemos pasado ya la mitad del año y esto va cada dia mas rápido...
En esta casa no paramos de sumar logros nuevos y celebrar nuevas  conquistas!

Y hoy te toca a ti.
Este mes has dado un cambio grandisimo. Has dejado de ser mi recién nacido para pasar a la fase de bebé - gordito - simpatico - muñeca - palmitas...
Te veo mayor ya. Muy mayor!
Tus largas jornadas en la guarderia están dando frutos como si de un entrenamiento personalizado se tratase: ahora no paras de moverte.  Que si giras para un lado, que si giras para el otro, que si arrastra por aquí,  que si deslizas por allá...al final te encuentro dandote morreos con la perra que estaba a cinco metros de ti!

Sigues siendo la niña mas feliz que yo conozca. Antes de abrir los ojos ya estas dando palmitas! Y cuando me miras con esos ojazos color del mar, llenos de adoración,  me haces volar a 10 metros sobre el cielo.
Y cuando miras a LaDani y tu expresión derrocha admiración y entusiasmo,  entonces directamente me derrito.

Tus juegos favoritos son los libros y los peluches pequeños que chupeteas y muerdes hasta que tu hermana te los roba.
Y tu tan tranquila te quedas mirandola y le sonries...
Disfruto de la calma antes de la tormenta.  Porque ya aprenderás a reclamar lo tuyo.
Genio tienes.  No te gusta vestirte ni limpiarte la cara y vaya si sabes protestar.
Se nota que tu cuerpo se hace mas ágil y tu mas lista.
Cada dia sois mas complices y miedo me da lo que pueda salir de esta alianza entre hermanas, al mismo tiempo que os invidio por tener algo tan grande entre manos.

No te gusta desayunar. Se espera que te despiertes después de 6 u 7 horas sin comer, con ganas de devorarte un bibe gigante. Pero tu lo quieres es comerte el mundo, babarme la cara, jugar con nosotros,  llenar la casa de energía.  Comer recién despierta no te interesa lo mas minimo. Y como mamá ya no es primeriza,  te puedes quedar tranquila que no voy a insistir lo mas minimo. Tus piernas delatan que alimento no te falta!
Y yo disfruto relajada de tus alegres despertares.

Tu comida favorita el tomate. Es muy divertido ver como te devoras trozos de comida agarrandolos con tus manitas rechonchas e hincandole esos dos dientecitos (bueno mas que dientecitos parecen 2 palas!).
Eres buena comedora y estar sentada en la mesa con nosotros los fines de semana te gusta mucho.

Queda claro que te va la marcha: palmitas y bailoteo a todas horas. Es escuchar dos notas musicales y ya te pones a mover la cabeza de un lado a otro. Así no vale. Enamoras a cualquiera!

Como siempre me da pena que tengas tanta prisa por crecer,  aunque este mes me da mas pena aun: ese lazo tan especial que era solo tuyo y mio, eso momentos intimos tan nuestros, ese mix de mimos, abrazos, caricias y alimento, ya se ha suelto.
La lactancia materna se ha ido acabando poco a poco para dejar definitivamente paso al biberon. 

Aun con pena y con nostalgia por los 7 meses que ya pasaron, sigo a tu lado, disfrutandote y disfrutando de cada nuevo descubrimiento y recordando de lo maravillosa que es la vida vista con los ojos de un bebé.

Mamá.

P.d. la velita se sopla, no se come!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario