viernes, 10 de octubre de 2014

No llores mas

No llores mas. No llores por nada. No llores por caprichos. Deja de llorar. Con los lloros no solucionas nada....
Y así hasta el infinito me paso el dia soltando frases como estas, intentando lidiar de mala manera con tus rabietas e intentando mantener la paciencia hasta niveles desconocidos. Con la unica intención de que no llores.
Porque al final los mayores sabemos que de pequeño uno solo llora si se ha hecho daño o por tonterias.

Pues desde hoy he decidido que nunca mas te diré que pares de llorar. Porque ojalá,  mi princesa,  exista una formula que haga que nunca tengas que llorar por algo "de verdad". Como dicen los mayores...

Ojalá tus mayores problemas puedan seguir siendo una chuche de menos, ir a la cama un poco mas tarde, que LaValerie te arrugue un folio o no querer ir a bañarse.
Ojalá tus ojos no tengan que hincharse nunca por algo "de mayores".
No quiero que llegue el dia en el que llores porque la situación se te ha escapado de las manos. O porque te sientes atrapada. O porque algo que se escapa a nuestro control ponga a prueba tus sentimientos.
O porque descubras la tristeza, la soledad, el sufrimiento,  la impotencia...
O por un abrazo que no puedes tener o por una persona que está lejos o por ver tus sueños alejarse...

Se que esos lloros llegarán sin que me de cuenta,  algun dia, en ese dia que me parece estar tan lejos pero que ya no lo es tanto. Se que no podré evitarlo. Se que probablemente ni siquiera me daré cuenta porque llorarás lejos de mi, escondida en algun rincon secreto para que nadie pueda llegar a ti.

Así que llora mi niña si eso te hace sentir mejor. Te explicaré que se puede solucionar de otra manera o simplemente esperaré a que se te pase y que te encuentres mejor para darte un mega abrazo y volver a razonar contigo.
Y mientras nos fundimos en un abrazo, estarè agradecida por saber que hoy has llorado "solo por una tonteria".




3 comentarios:

  1. Precioso, qué bien expresado. La verdad es que nos exasperan sus gritos, incluso cuando era un bebé y lloraba (según mi madre no sabía llorar, porque lo hacía muy poco), me ponía a sudar sin poder evitarlo. Pero ahora mismo, cuando llego a buscarle por la tarde, y como dicen sus abuelos "no hagas mañas", "¿por qué lloras, si no has llorado en todo el día?"... les digo que es que necesita soltar la tensión de todo el día, y como tan bien expresas, ojalá que nunca tenga que llorar por algo más serio. Graciassssss.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, mil gracias, de corazón. No sabes lo que significan para mí tus palabras, para una madre de un niño que ahora llaman de alta demanda, que durante sus primeros meses y gracias a mi baja maternal según mi madre "no sabía llorar", pero a un alto coste para mí (comer rápido y mal, ducharme a todo correr en la escasa media hora que dormía por la mañana...). Y es que no soportaba oírle llorar, especialmente desde que su pediatra del hospital me dijo "este niño no tiene que llorar". Pero luego llegaron las rabietas, los mimos después de largas horas separado de su madre que tiene que trabajar. Y el tener que oír a su padre y sus abuelos "pero no llores, si te atendemos todo el rato, si fuera que no te hacemos caso..." Y no entienden que también tiene que desahogarse, y a veces yo misma, cansada, agotada, tengo que luchar conmigo misma pues tampoco me gusta oírle llorar (y en diciembre cumplirá tres años...). Así que con tu permiso me guardo tus palabras, y las tendré bien presentes, porque lo has expresado tan tan bien...

    ResponderEliminar
  3. Gracias Laura por tus palabras. Solo una mama puede imaginar el ajetreo de otra mama y los sentimientos que nos revolucionan por dentro cuando nuestro "retoño" llora. Al final, si lo piensas, es cierto que ojalá no tengan que llorar por problemas con la P mayuscula! Suerte y animo! Que las mamas los necesitamos a diario

    ResponderEliminar