viernes, 8 de mayo de 2015

Los productos Hipp Bio

Bueno, aquí ya estamos a todo y como no, nos hemos apuntado a través de Madresfera a un sello de calidad.
Los productos Hipp Bio.

Ya conocíamos las marca, cuando tu sentimiento de malamadre se hace camino dentro de ti, y no tienes tiempo de prepararle una comida casera a tu retoño, el hecho de que sean producto ecológicos, como que te hace sentir, un poco menos mala...

Los productos han llegado justo el día anterior a marcharnos a Italia.
Abro el paquete, y tengo: tarrito de verduras y arroz con pollo, tarrito de pantano y manzana con galletas, zumo de platano y manzana, una botella de agua mineral sin gas multifruta (fantástica!! no la conocía y LaValerie se apoderó de ella nada mas sacarla de la caja y todavía sigue con ella a vueltas, rellena de agua o zumo, según el día!)

No espero ni dos minutos y ya estoy preparando la mochila para nuestro viaje a Italia. Como el día se espera largo, tendremos que levantarnos nada menos que a las 3:50  (sí, sí, de la noche!!!) para irnos hacia Oporto y coger el primer avión del día rumbo a Milán, una mochila de sobrevivencia con un bebé de 1 año y una niña de cuatros es mas imprescindible que llevar bragas!!!

Como ya os dije LaValerie hizo suya la botella de agua multifruta, en su vida ha bebido tanto!! Ha sido flechazo!! Amor a primera vista!!
A esto del mediodía, cuando ya habíamos aterrizado en tierra italiana, pero nuestro destino final todavía se hallaba lejos, he abierto el zumo de plátano y manzana, he rellenado la super mega botellita de tapón rojo y  ha sido nuestra salvación hasta la noche!

No nos podemos definir viajeros expertos como otros que andas por la blogoesfera, pero desde luego esto de viajar sola con niños ya no asusta.
Lo importante es tener a mano productos de calidad y tan prácticos como estos de Hipp Bio.

Que el avión al final se retrasa y te toca la darle la comida en el avión a la peque? Abres la mochila de supervivencia, la azafata que lo calienta enseguida (te dice que no se puede pero le lloras un poquito y ya la tienes en el bolsillo!) O quizás hayan sido los gritos de LaValerie los que la han animado a calentar el potito de inmediato!!! Y tu pequeña acompañante puede zamparse, literalmente, su potito de verduras y arroz con pollo.

Ni que decir que el potito de manzana y plátano con galletas ha tenido el mismo final feliz, unas pocas horas después!

Si tuviera que valorar la marca Hipp Bio del 1 al 5, sin duda valoraría:
1. como hecho en casa: cuando vas al parque a darle la merienda a tu hija y sacas tu potito mientras las demás van con su tupper casero, y te miran de reojo.....A quien le importa? Yo el poco tiempo que tengo lo quiero disfrutar con ella, no quiero pasármelo pelando fruta o jugando a Masterchef...Cojo mi Hipp Bio y tan contenta, de que sé que los productos son de calidad!

2. Como le gustan a mi bebe: quien la conoce sabe que decir que LaValerie come bien, es quedarse cortos. Le encanta comer! Da gusto verla!! Y  por si quedaba alguna duda sobre el sentimiento de culpabilidad arriba mencionado, cuando me dispongo a abrir el potito, ya desaparece enseguida a la segunda cucharada! Esos ojos que brillan y esa boca que se abre como las fauces de un león, son la mejor prueba de que lo estoy haciendo bien!

3. Tiene todos los productos que necesito para la alimentacion del bebe: la verdad es que antes de recibir los productos, solo conocía los potitos. Muchos, variados, gran selección, pero nunca me había fijado en los zumos. Riquísimos! Si no se lo he robado a la niña por vergüenza!!! Y que decir del agua sin gas multifruta?? No se si le ha gustado mas a la niña o ami de verla a ella tan contenta con su botella!! En fin, para madres sin tiempos, sin abuelos a la redonda, sin horas ni para dormir, Hipp Bio te lo pone facil! 

4. Huelen y saben que alimentan: entre el retraso del avión, el hambre que traíamos todos y el olorcito que invadió la cabina cuando la azafata se paseó desde donde lo calienta hasta mi butaca, mas de una boca se abrió! La verdad es yo las pruebo todas (en aquellas raras ocasiones que LaValerie no los acaba, aprovecho!!!!) y no me extraña que mi hija prefiera Hipp Bio a la papa casera (porque todavía no ha aprendido hablar, porque si no me parece a mi que me iba a decir muy claramente donde meterme aquel raro intento de comida que hago algún día a las doce de la noche en plan zombie, mezclando verduras sin mas)

5. Confio en la marca: mi sentimientos de no estar a la altura, no ser super woman, no parecerme a la mama perfecta de los anuncios, al final va dejando espacio a la certeza de estar eligiendo bien, de estar apostando por una marca seria y comprometida con una alimentación sana y ecologica desde los primeros meses, y hace que me sienta un poco menos culpable, por no llegar a todo!
Así que gracias a Hipp Bio por hacernos la vida un poco mas fácil a las mamas de hoy en día!




No hay comentarios:

Publicar un comentario