miércoles, 8 de julio de 2015

Al fin feliz

Al fin Feliz. Lo escribo así, con la F mayúscula, porque ha habido un momento en el que creia que jamas volvería a ver esa sonrisa. Sé que nunca nada es para siempre, ni lo bueno, ni gracias a Dios, lo malo. Pero cuanto pasas un bache, cuando tu cabeza entra en bucle y lo ve todo negro, tu corazon siente que todo está perdido, que "esto" ya no tiene arreglo.
Ese pánico, que siempre está al acecho esperando su ocasión para asomar, el muy mezquino, se apoderó de nosotras con todo su esplendor y con toda su magnificencia. El muy cabrón!
Esas semanas sin tu sonrisa, viendo esas lagrimas aparecer cada día, nada mas despertar, cada momento del día, cada noche...
Ver como pasaban los días y tu malestar iba en creciendo, sentir la mente perdida entre miles de pensamientos cada cual mas tonto y mas inútil, los sentimientos de culpabilidad y de impotencia que me dejaban paralizada y me hundían cada día un poco mas...
Si antes cuando no estábamos casi nada juntas estabas feliz, porque ahora que estamos juntas, que pasamos horas y horas en compañía la una de la otra, nos pasa esto?
Porque llora mi niña, me preguntaba?
Sabia que no tenia que detener tus lagrimas, es una necesidad llorar, no quiero enseñarte a reprimiri tus sentimientos, todo lo contrario. Es lo que tu cuerpo te pedía en ese momento..y aun así mis abrazos y mis caricias parecían pasar por tu piel como si nada. No surtían efecto. Lo que pedías era estar con papá y papá no estaba...No querías comer. Buscabas alguien fuerte a tu lado, una referencia firme. Yo estaba hecha un flan. Ni siquiera podía aguantar mis mismas lagrimas, como iba a detener las tuyas?
Y dale otra vez con esos pensamientos tontos de "yo no valgo para nada" "he fallado todo" "quien me habrá mandado a mi meterme en esto, si antes todo estaba mejor"....
Tonterías. Ya. Que claro se ve ahora!
Pero esas semanas, esos interminables días....
Ver que te consumías, sin comer apenas, llorando por las esquinas o, pero aun, forzando una sonrisa con labios temblorosos, que lo único que querían, era dar el impulso a esos ojos tristes para llorar a pierna suelta...
Esa mirada triste que miraba fuera de la ventanilla mientras íbamos en coche hacia el cole por las mañanas...ese silencio que reinaba entre nosotras...esas lagrimas que se nos caían por las mejillas y que ambas nos esforzábamos por ocultar...

No se te podían juntar mas cosas: el cambio de rutinas, completo y absoluto, el cansancio de fin de curso, la presencia cada vez mayor de LaValerie en nuestro día a día y las atenciones que, inevitablemente, te roba, el adiós de Maxi, y los viajes de papá.
Admito que la situación pudo conmigo, que hubo momentos en los que pensé que jamas volvería a ver esa sonrisa y esa felicidad que siempre te caracterizaron.
Mi niña feliz, La Dani, ya no habitaba ese cuerpecito tan delgado. Y yo no sabia a donde ir a buscarla.
La tristeza llama a mas tristeza, está claro. Y como se reacciona frente a esa carita que me miraba desde el espejo? 

He esperado unos días en escribir este post porque quería asegurarme de que LaDani, mi Dani, había vuelto de verdad. Y hoy siento que puedo declarar a mi misma y al mundo entero que Sí, LaDani es de nuevo Feliz.
Las cosas van encaminándose, las piezas vuelven a su sitio, o a un sitio diferente, que mas da, y la sensación que nos invade es que todo va  a salir bien. Siempre. 
Con esa sonrisa que tienes y que ilumina nuestras vida, no puede que irte bien!

Te pido perdón por mi debilidad, te pido perdón por las palabras no dichas.
Y te pido que jamas vuelvas a perder esa felicidad que reina en tu corazón!
Te he echado mucho de menos, no vuelvas a marcharte mi niña!




1 comentario:

  1. He llorado de emoción. Que buena Reflexión querida Valiente!!!!!!!!!!!! ILE

    ResponderEliminar