viernes, 7 de agosto de 2015

Los dias normales

Necesitaba días así. Normales. Sí, Normales.
Días de estos que no haces nada en concreto, nada especial, ningún planazo, ni compromiso, ni expectativas muy altas, ni agobios, ni horarios...

Un día de estos que tomas como vienen, solo con la idea de estar juntos. Los cuatros.
Porque hacer realidad los sueños cuesto lo suyo, ya lo sabíamos y lo aceptamos tal y como viene, porque la recompensa vale el precio del paquete entero "realiza tus sueños". Aunque esto no quita, que el cuerpo y sobre todo el espíritu, necesita parar, de vez en cuando, cargar las pilas, estar en modo "Off" o "Relax".
Y mi relax tiene nombre proprio: se llama LaDani, LaValerie y el Compañero de Piso. Se llama Mi Familia. (perdonad tanta mayúscula, pero cuando llevo tiempo sin escribir me parece que todo tiene una importancia tan grande que merece por lo menos ser nombrado con mayúscula, por no hablar de negrita, cursiva....)
Bueno..lo dicho...necesitaba un día así.
Un domingo de relax, de solete, de levantarse cuando el cuerpo ya está cansado de tanta cama, de desayunos en "la de Miriam", mojando bizcocho en colacao, de parar a comprar fruta y empanada (guiño a mi querida Italia, si tuviese mi Focaccia en vez de tanta empanada.....!!!!!!!! aayyyy!!!)...

Un domingo que huele a playa, mar, crema solar, toalla secada al sol. Un domingo que sabe a agua salada, a chapuzones, a croquetas en la arena.
Es cierto que las expectativas a veces hacen mucho daño y cuando preparas algo con tanto esmero, con antelación, con ganas...con lo que le quieras poner entre los ingredientes...puede que el resultado no siempre sea lo que esperaste o imaginaste...
O puede que al final tantos nervios o prisas....o sea lo que sea...no te hacen vivir el momento con tanta intensidad.

Cuando te despiertas y te dices a ti misma que lo único que te propones es estar los cuatros pasando un domingo feliz...pues sale. Sin mas. 
Lo he disfrutado mucho mas de lo que imaginaba. 
El no tener horarios, para llegar, para comer, para marchar....
El saber que es hoy y que no sabemos cuando tendremos otro día así todo para nosotros...
La playa cerca de casa, unos manguitos, las ganas de pasárselo bien...
Y esos abrazos mojados y fríos!
Y esas risas que suenan a la mejor música jamas escuchada!

No pido nada mas!
Solo días normales, como estos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario