miércoles, 22 de marzo de 2017

Ratoncito Perez

Que mejor ocasión que retomar nuestro blog, cual burbuja personal de recuerdos, emociones, vivencias...que un acontecimiento tan importante para cada niño, como la primer visita del Ratoncito Perez?
Que luego llámalo tu Señor Perez, Hadita de los dientes, o lo que sea que se inventan por ahí para dar mas bombo al tema...
Lo que sí cuenta, de verdad, lo que sí quiero grabar en la memoria para siempre, lo que sí considero importante, es que te haces mayor. Delante de mis ojos, de nuestros ojos, sin que ni tu ni yo nos demos realmente cuenta...hoy te abrazo y me pareces igual que ayer...y sin embargo cada día tienes un trocito mas de vida en tu interior. Tu piernas y tus brazos se estiran de forma imperceptible, tus rasgos dejan atrás el semblante de pequeñita, para coger cada día la forma de niña. Curiosa, despierta, ávida de información, inquieta por saber como funciona el mundo.
Y yo que sé, mi niña, como funciona el mundo, si todavía no lo he entendido ni yo?

Ese pequeño diente blanco que reluce en nuestras manos, nos viene a despertar de un sueño. Todos los primeros recuerdos que aquí hemos grabado ya no se quedaron en eso: nada mas que recuerdos. LaDani se hace mayor. La emoción que sentí ese tarde de Agosto 2011 cuando el primer diente asomó en tu boquita de bebe rechoncho, ya ha dejado paso a una sensación diferente.
Cual? No se darle nombre.

Nostalgia: porque aquel diente huele a papillas, primeros trocitos, fotos de bebé cual anuncio televisivo con puré de verdura hasta en las cejas, manos gorditas llevando comida a la boca (o a un ojo!) y caras de sorpresas, asco, satisfacción cuando un nuevo sabor o una nueva textura llegan al celebro. 
Incertidumbre: porque lo único cierto que sabemos ahora mismo es que una nueva etapa empieza, ha empezado, y no sabemos que es lo que nos espera. Solo me invade el deseo y la firme determinación a hacer todo lo que esté en mis manos para que sea una de las mejores etapas de tu vida. Porque todo adulto crea y confecciona algunos de los mas bellos recuerdos de su vida en esta etapa que acaba de empezar para ti. 
Gratitud: por todos los buenos momento que hemos vivido juntas en estos 6 años. Por todo lo que he aprendido contigo y por ti. Por haberme obligado a parar y buscar en mi interior. Por hacerme mejor persona. Por ponerme siempre al alcance nuevos retos, nuevas preguntas y nuevos enfoques a la vida.

Hay muchas mas sensaciones, muchos mas colores alrededor de este diente, pero quiero que hoy te quedes con estas, porque las considero las mas significativas, las que mejor explican como el pasado se queda atrás envuelto en nostalgia, el presente está aquí y tenemos el deber de aprovecharlo cada dia exprimiéndolo al maximo con mucha gratitud, porque como dijo mi amiga Ana (un dia te contaré quien es!) "el presente se llama presente porque en realidad es un regalo"; y como el futuro nos espera unos metros mas allá, detrás del muro de la incertidumbre.

Recuerdo que en Italia cuando yo era pequeña no había Ratoncito Perez ni compañía. El primer diente lo cogía la mamá y lo llevaba a una joyería para que le hicieran una pequeña capsula de oro y poder colgarlo de una cadenita finita. Mis amigas y yo íbamos todas luciendo nuestro pequeños diente color avorio. La verdad que no me gustaba particularmente. Lo llevaba porque mama decía que era bonito llevarlo, que era una recuerdo muy bonito y que no podía perderlo, aunque en realidad me daba incluso un poquito de asco...
No recuerdo en que momento dejé de llevarlo, ni sé ahora mismo a distancia de muchos años donde habrá ido a parar ese diente. 
Lo que sí puedo decir hoy, es que ahora entiendo la verdadera esencia que se esconde dentro ese pequeño y cándido dientecito.

Y con nostalgia, incertidumbre y alegría, seguimos caminando de la mano, a la espera de nuevos dientes, nuevos descubrimientos, nuevos desafíos.

Bienvenidos a nuestra casa Señor Perez y Señora Hada de los dientes!



No hay comentarios:

Publicar un comentario