jueves, 15 de junio de 2017

Mi Segunda Oportunidad

Gracias por ser mi segunda oportunidad.

De verdad. Tienes un poder que no sabes tener. En este blog he escrito muchos posts en mi primera etapa, cuando tu todavía no habías llegado a nuestras vidas, hablando de LaDani. Después otros dedicados a ti, algunos  dirigidos a ambas…algún mensaje que he querido dejaros para cuando estaréis listas para leerlos, asimilarlos, comprenderlos…

Ser primera hija tiene un privilegio: todo es nuevo. Todo es asombroso. Todo parece tan maravillosos e increíble que nos lleva a vivirlo con una gran emoción e intensidad. Y aunque para otros parezca la chorrada más grande del mundo, las primeras veces siempre son especiales. La primera caricia al bebe, las primeras babas, las primeras papas, el primer diente, las primeras palabras, los primeros pasos…y después los primeros dibujos, las primeras sencillas palabras escritas en un folio, la primera vez en bicicleta o en los patines, la primera visita del Ratoncito Perez, el primer festival de fin de curso….

LaDani te arrebata muchas primeras veces. Es así. Es ley de vida. Es inevitable. Para ti serán tus primeras veces y ahí estaremos para vivirlas contigo y celebrarlas. Pero esa magia y esa emoción serán diferentes para mi y para el compañero de piso.

La experiencia es maravillosa porque te da una seguridad y una tranquilidad que te permiten vivir más serenamente las situaciones, aunque también es cierto que le quita “adrenalina”, que “las antenas no están puestas tan arriba y tan tiesas” como las primeras veces.
Con esto no quiero decir que sean menos importantes o menos bonitas “tus primeras veces”, pero quiero que entiendas que nuestra sociedad va tan rápido que por desgracia, no nos enseñan a saborear cada instante que nos viene dado. Cada regalo. Y a veces parece que estamos viviendo una vida diluida.

Pero…..Sí hay un pero. Un Pero muy grande.
Y es que tu tienes una magia y un poder que te ha sido otorgado simplemente por ser LaSegundaHija.
Tu me das la oportunidad de vivir con intensidad un nuevo abrazo, una nueva caricia, una nueva noche juntas en tu pequeña cama. LaDani me ha regalado las emociones de las primeras veces, mientras tu me regalas cada día la oportunidad  de disfrutar de las pequeñas cosas, de los momentos juntas, del aquel día a día que parece tendremos para siempre y que sin embargo va cambiando bajo nuestros ojos, de forma casi imperceptible, hasta que un día nos damos cuenta que todo a nuestro alrededor ha cambiado y que no hay vuelta atrás.
Cuando me dormía con LaDani no pensaba que algún día ella ya no estaría en mis brazos…Y sin embargo ya no recuerdo la ultima vez que me abracé a ella hasta entrar en el mundo de los sueños. Ayer era mi bebe y hoy ya es una pequeña chica.

Pues ahí estas tu: mi bebé, mi rubia, mi monito que se agarra al cuello con ímpetu, con ganas, con energía. Mi bebé rechoncho con la piel suave como el terciopelo, con ese olor tannnnnnn, tannnn, tannn tuyo. 
Y te aprieto suavemente para no hacerte daño, pero ahí dentro, en ese abrazo, meto todo el amor que soy capaz de sentir, toda la felicidad que puedo experimentar, todo el cariño que eres capaz de despertar en mi…todo mi ser. 
Y grabo esos momentos que tu me regalas porque sé que eres mi segunda oportunidad y esta vez no la quiero olvidar.
Esta vez no quiero estar ahí pensando en el trabajo, en lo que tendré que hacer en cuanto te quedes dormidas o te vayas al cole, no quiero pensar en las llamadas que me quedan por hacer…engañándome a mí misma de que mañana seguirás ahí para otro rato más.
"Hoy es hoy" como me dices tú siempre. Y es hoy cuando estás aquí conmigo, tan bebé, tan rubia, tan monito. Y es hoy cuando decido vivirte con intensidad.

Es hoy cuando recuerdo a mi misma que cada minuto que pasa no vuelve y es con la tranquilidad que me ha dado la experiencia y con la  firma convicción de no querer dejar pasar este instante, que quiero vivirte. 

Que quiero disfrutar de mi Valerie. De mi Gran Segunda Oportunidad. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario