lunes, 14 de mayo de 2018

El dinero que no da la felicidad

Hoy os quiero hablar del dinero. Porque es una palabra que sin darnos cuenta pronunciamos en nuestra vida, quizás mas veces que las palabras Te Quiero.
Esa invención del ser humano, que se ha hecho dueño y señor de nuestras vidas...
Porque no nos engañemos: quien mas y quien menos, quien de una forma y quien de otra, todos tenemos una relación muy estrecha con el dinero.
Opino que es cierto cuando los románticos como yo decimos que el "amor mueve montañas". 
Y que decir de que "el dinero muevo el mundo"? 
En este mundo en el que vivimos, en esta época en la que estamos, no hay verdad mas grande. 
Escuchareis mil y una vez frases como:
si tuviera dinero para....
cuando tenga dinero para....
necesito dinero para...
no puedo hacerlo porque no llega el dinero....
.
.
.
Y así a seguir en una espiral sin fin, una y otra vez.
Cuanto mas mayores os hagáis, mas pensareis en el dinero. Es como un veneno que llega a habitar cada célula del cuerpo. A menos fantasía, mas pensamientos relacionados con el dinero y el poder.
Podría hablar de este tema por semanas enteras para que podáis alcanzar hasta que limites llega la estrecha la relación entre dinero y poder....Pero hoy solo os quiero hablar de un concepto que os llegará con la madurez. Lo que os voy a contar hoy os generará risas la primera vez que la leáis, pensareis que son un montón de mentiras y chorradas. Un vano intento de juntar bonitos conceptos. Penas que no sean verdad.
Y sin embargo estoy segura de que habrá momentos, difíciles, en los que estos conceptos que hoy os parecen absurdos, calaran en vosotras, hasta que algún día se convertirán en vuestra verdad.

Por mucho que os cuenten y que intenten seduciros, acordaros: el dinero NO da la felicidad.
El dinero permite comprar muchas cosas. Pero se eso se trata. 
De C-O-S-A-S. 
Y por mucho consumismo que chupemos, hay cosas que jamas podrán fabricarse ni comprarse con dinero: los valores.

Las emociones se generan a partir de un pensamiento, y los pensamientos se pueden "amoldar" con dinero. Tienen fecha de caducidad, pero sì son muy maleables frente a la riqueza material.
Sin embargo los valores no se compran.

Encontrareis personas que usan su poder para hacerse respectar. ¿Y que respecto puede ser verdadero si se construye sobre la base del miedo?
Encontrareis personas que usan su riqueza para humillar. Es solo un viejo truco que usan para llenar todo el vacío que en realidad llevan en su interior.
Encontrareis personas que usan sus monedas para comprar amor, amistad, colaboración. ¿Y que solidez tienen esa relaciones iniciadas a cambio de....? Las verdaderas relaciones surgen en el corazón. Y el corazón no entiende el idioma del euro o del dolar.
Encontrareis personas que han crecido regadas por dinero en vez de amor, y que serán capaces solo de moverse por dinero en vez de amor.
No las temáis, son pobres almas perdidas.

Cuando estáis delante de una ellas, no dejéis que la ira, la frustración, la vergüenza tomen el control de vosotros. Simplemente manteneros fieles a vuestros ideales y a vuestro valores, sean cuales sean los que hayáis escogido como vuestra forma de ser y vuestra brújula por el mundo
Agarraros a dos manos a estos cimientos bien firmes que os habréis labrado a base de "ensayo-error", a base de rodillas peladas de tanto tropiezos y a base de ojeras moradas de tantas horas de estudio o trabajo y tendréis la serenidad para poder mirar con la cabeza bien alta a esos tiranos.
No importa cuan descosidas estén vuestras zapatillas o si vuestro coche será de tercera mano, o si vuestra cuenta bancaria esté en numero rojos: tendréis valores, cabeza bien amueblada y personas a vuestro alrededor que os querrán por como sois, no por lo que tenéis
.
Decirle a vuestro Ego que se quede muy tranquilo cuando alguien quiere atacarlo: esas ofensas escupidas por alguien que tiene los bolsillos llenos y el corazón vacío, crecen de importancia.
Decirle a vuestra mente que no empiece a lanzar mensajes llenos de rabia, cuando usan el poder para haceros sentir que lo habéis hecho mal o que no valéis lo suficiente: esas estrategias las han aprendido para sobrevivir, en un terreno árido privo de cualquier gesto o palabra de cariño. Es el terreno que mas le gusta al dinero para florecer, pero muy duro para que un humano pueda sobrevivir.

Hoy en día no cambiaríais todo el oro del mundo por los abrazos de mamá o papá. Ningún trabajo está suficientemente pagado  para vosotros para explicaros porque no podemos estar juntos las veinticuatro horas del día. Ni la oferta mas alta jamas lanzada podría hoy comprar vuestra integridad y autenticidad.
Y sin embargo toda esa fuerza que hoy tenéis, se verá mermada poco a poco por el destello del poder y de la avaricia.
Pues cuando eso pase, recordar estas palabras. Confusas, quizás insuficientes, a la vez muy pretenciosas.
Recordar que el dinero NO da la felicidad: porque una vida sin valores es una vida desequilibrada, cuya bascula cuelga demasiado hacia el éxito y deja en el aire la parte mas profunda y verdadera de cada uno. Aquella donde reside la verdadera felicidad.

Invertid tiempo en conoceros a vosotras mismas, en escoger bien los valores que querréis os guíen en vuestro camino, en rodearos de personas genuinas. Y os aseguro que seréis las chicas mas felices del universo.

Vi amo tanto

Mamma.








No hay comentarios:

Publicar un comentario